¿Qué es el Gas Natural?


El gas natural es un combustible de origen fósil que se encuentra en el subsuelo, y procede de la descomposición de materia orgánica.

El gas natural comprimido es una simple mezcla de gases, más conocido por las siglas GNC.

Es un combustible para uso industrial y vehicular, que por ser económico y ambientalmente limpio, es considerado la mejor alternativa sustentable para la sustitución de combustibles líquidos.

Características principales del Gas Natural

• El Gas Natural es más liviano que el aire, por lo que de existir una fuga se eleva sin formar acumulaciones peligrosas a diferencia de los combustibles líquidos o los gases pesados.

• Posee una temperatura de ignición más elevada que la de los combustibles convencionales, lo que reduce el peligro de una inflamación accidental espontánea.

• El Gas Natural Comprimido se almacena en módulos de gran resistencia mecánica a alta presión, resultando imposible el ingreso de aire que de origen hace una mezcla explosiva. Esto no sucede con los combustibles líquidos que se almacenan a presión atmosférica en tanque que permiten, por el sistema de venteo, el ingreso de aire que junto con los vapores de combustible pueden constituir una mezcla más peligrosa.

• Es un gas odorizado, por consiguiente ante una eventual pérdida se detecta con facilidad.

• Es menos contaminante que otros combustibles, contiene la menor relación de hidrógeno - carbón en su composición química, por ello su combustión es más limpia.

• El protocolo de Kyoto reconoce al Gas Natural como el combustible fósil más amigable con el ambiente. Por esta razón, muchas empresas utilizan Gas Natural para cumplir con las Normas ambientales y obtener certificaciones de empresas limpias.